Publicado el

La causa de ceguera evitable más frecuente del mundo es la diabetes.

Existe sin duda una nueva epidemia en el mundo: la obesidad, el tema es que existe una relación directa entre la diabetes tipo 2 y la obesidad.
Esto ha llevado a los investigadores a llamar a esta nueva entidad la diabesidad.
Si analizamos detenidamente, existen dos tipos de diabetes, completamente diferentes, la tipo 1 que es insulino dependiente, es más del paciente joven, aparecen unos anticuerpos que atacan a nuestro páncreas, lo que nos hace completamente dependiente de la insulina que obligatoriamente  no tenemos que administrar pues si no existe un claro riesgo de vida.

Pero, la diabetes más frecuente es la tipo 2, comienza con una resistencia a la insulina que segrega nuestro páncreas (es como que hay mucha pero funciona mal) esto es por una saturación de los receptores y es uno de los pilares del llamado síndrome metabólico.

La gran mayoría de los pacientes tienen sobrepeso obesidad por lo que cuanto mayor sobrepeso más incidencia de diabetes 2 habrá.
En las últimas etapas se produce un agotamiento pancreático que lleva a los pacientes diabéticos 2 a ser insulino requirientes, es decir que además de los medicamentos hipoglucemiantes orales deben recibir  insulina para intentar mantener la glucosa en sangre en niveles adecuados.
Es que la diabetes da pocos o ningún síntoma y es por eso que debemos medir nuestra glicemia una vez al año, en los controles de rutina para sí existe diabetes tratarla a tiempo y no cuando nos ha dado las diferentes enfermedades que todos conocemos derivadas de la misma.

En el título hable de la ceguera que es por la llamada retinopatía diabética, pero sin duda son mucho más frecuentes, la patología vascular (infartos y hemiplejias) la perdida de sensibilidad, tratarnos del equilibrio, infecciones, pie diabético, que muchas veces lleva a la amputación, o la tan temida nefropatia diabetica enfermedad del riñón que puede terminar en diálisis.
El tema de hoy no es diferente a otros temas que hemos abordado en notas anteriores, gran parte de las diabetes 2 pueden evitarse y si ya existen tenemos todas las armas para controlarlas y que no nos hagan daño.
El ejercicio, la dieta pobre en harinas y azucares así como lograr un peso adecuado son armas fundamentales en el tratamiento y prevención de esta terrible enfermedad.

Tal vez mas importante es medir la glicemia una vez al año y si ya existe la enfermedad y periódicamente al diabeto logo para controles y ajuste de la medicación.

La gran mayoría de los diabéticos que hacen los deberes no tienen problemas pero, es muy importante cumplir lo que se le pide por parte del especialista. He aquí un flagelo mas derivado directamente de la obesidad, por eso, debemos pedir ayuda a un profesional idoneo, para evitar una de las enfermedades mas malignas que pueden que puede sufrir un ser humano, la diabetes 2.

 

Dr. Fernando Siola Laurino
Cardiólogo, Director Clínica Revital
Tel. 2403 2404 | e-mail: drsiola@hotmail.com