Publicado el

Marisa Romano, 49 años, profesora.

Ir a la clínica es como un curso, uno aprende a comer cosas ricas como costillitas de cerdo, asado de tira, chivito al plato, etc. Hasta me dieron una receta de pan que no engorda. Creo que uno por encima de adelgazar aprende a defenderse de este problema que nos amenaza a todos: la obesidad.